La OMS incluyó al desgaste laboral en la lista de enfermedades mentales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en su lista de trastornos mentales al desgaste laboral, conocido popularmente como síndrome de burnout, y la adicción a los videojuegos, luego de que los Estados miembros acordaran su inclusión en la nueva versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE).   

 La nueva CIE entrará en vigencia el 1º de enero de 2022, y fue aprobada por los Estados durante la 72º Asamblea Mundial de la Salud, que se realiza en Ginebra, Suiza. “Es la primera vez que el desgaste profesional entra en la clasificación” de la entidad, subrayó el vocero de la OMS, Tarik Jasarvic.

En la nueva CIE, el desgaste por exceso de trabajo será incluido en la sección de “problemas asociados al empleo y desempleo”, y quedará definido como “agotamiento físico y mental debido al estrés crónico asociado con el trabajo y el desempleo”. Será reconocido en tanto como “un síndrome resultante de un estrés crónico en el trabajo que no fue gestionado con éxito” y “se refiere específicamente a fenómenos relativos al contexto profesional”, advirtió la entidad. Por ello, la categoría “no debe utilizarse para describir experiencias en otros ámbitos de la vida”.

De acuerdo con la OMS, el burnout se caracteriza por combinar “sensación de agotamiento”, “cinismo o sentimientos negativos relacionados con su trabajo” y “eficacia profesional reducida”.

La OMS señaló que, en ambos casos, los trastornos identificados fueron incluidos en la CIE para que los profesionales de la salud y los Estados refuercen medidas de prevención y tratamientos. El burnout y la adicción a los videos juegos conforman cuadros de una gravedad tal que puede dar “lugar a un deterioro significativo a nivel personal, familiar, social, educativo, ocupacional o en otras áreas importantes de funcionamiento”. La lista fue elaborada a partir de conclusiones de expertas y expertos de la salud de todo el mundo.

Fuentes: OMS, Página 12, Clarín, InfoBAE

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *